Blog

Spa para hombre

Bondaje una nueva forma de sexo

Spa para hombres en df

Cuando vamos a un spa para hombres en df la idea principal es la relajación sin embargo hay otras actividades sexuales como lo es el bondage la cuál es una práctica sexual en la que se utilizan ataduras, esta es la definición más aceptada del bondage aunque no falta quien lo considera una expresión artística, pero nosotros solo nos vamos a quedar con el aspecto de práctica sexual sin profundizar en su dimensión artística, porque no deja de ser un argumento más para defender la práctica de las ataduras.

La práctica del bondage consiste atar a la otra persona total o parcialmente por medio de cuerdas, esposas, lazos, corbatas, cintas o cualquier otra accesorio que pueda mantener inmovilizada físicamente a la otra persona, los límites con el sadomasoquismo se encuentran en el dolor, pero lo que pasa con el bondage, es que no se utiliza el dolor como fuente de placer.

El placer en el bondage se encuentra en la dominación de una persona y en la entrega de la otra, para ello la persona atada se encuentra a plena disposición de su pareja, al menos en ese momento en el que se está practicando, con esto queremos decir que esto es consensuado con la otra pareja  de realizar esta práctica sexual.

Pero en que consiste el bondage

El bondage no es una práctica novedosa, aunque sea ahora cuando más se está hablando de ella, ya que se conoce desde hace milenios en Japón, en una técnica sexual que estaba reservada para las clases sociales más altas y refinadas.

Pero volviendo a la actualidad el  bondage cotidiano es que una persona es atada, con cuerdas o con esposas, lo cuál evita sus movimientos  y deja que sea su pareja la que se ocupa del acto sexual en sí, esto causa placer para ambos es lo que promocionan los defensores del bondage, el placer de entregarse sin reservas para uno, el de hacer realidad sus fantasías sexuales para el otro, y el de un sexo sin restricciones y sin inhibiciones para ambos.

Como se puede imaginar, inmovilizar a una persona conlleva sus riesgos, por eso es necesario informarse de todas las precauciones que deben tenerse a la hora de practicar bondage, y no nos interesan los prejuicios moralistas, pero sí nos preocupa la seguridad, la integridad a nivel físico y emocional.

Recuerda que no se trata de violencia física solo es otra manera de llegar al placer por medio de esta fantasía sexual.

  1. Consentimiento de ambas partes. No lo hagas sólo para complacer a tu pareja, hazlo solamente si en verdad tienes interés.
  2. Inf√≥rmate.¬†Hay lugares en donde te brindan informaci√≥n segura, por ejemplo en la tienda Diversex Condoner√≠a (que se encuentra en Regina 72, colonia Centro, en la Ciudad de M√©xico), hay sex√≥logos y especialistas que brindan cursos e informaci√≥n. El tel√©fono de este lugar es 57098288, en Twitter y Facebook: @diversexcondon y Diversex Condoner√≠a.¬†La tienda est√° abierta al p√ļblico de lunes a jueves de 11:00 a 21:00 horas, de viernes a s√°bado de 11:00 a 22:00 horas y los domingos de 12:00 a 20:00 horas.
  3. Solamente con tu pareja. Esta práctica sexual no es para que la realices con desconocidos.
  4. Comunicación. Habla extensamente sobre los riesgos de esta práctica, coloca sobre la mesa deseos, miedos e imprevistos.
  5. Ataduras. Compra ataduras de algodón, de preferencia de las que vendan en las tiendas especializadas, las sex shop.
  6. Seguridad.¬†Acuerda con tu pareja una palabra de seguridad o una clave que debas decir cuando desees terminar. Por ejemplo, si aprietas dos veces la yema de sus dedos es para preguntarle ¬ę¬Ņte est√° gustando?¬Ľ, si tu pareja responde del mismo modo, apretando una vez, te dice ¬ęNo, para¬Ľ; dos veces para ¬ęS√≠, pero m√°s despacio¬Ľ; y tres veces para ¬ęNo te detengas, ¬°me encanta!¬Ľ.
  7. No exageres. No intentes acrobacias que hayas visto en la televisión o en una película, mejor haz las cosas de forma segura. Hay posiciones que requieren de experiencia y preparación, si es tu primera vez no intentes imitar.
  8. Posiciones. No es recomendable mantener la misma posición todo el tiempo, varía ya que es muy cansao para quien esta amarrado.
  9. No la dejes sola. Nunca dejes sola a la persona atada, termina y desátala, para evitar riesgos.
  10. El cuello está prohibido. Nunca ates a tu pareja del cuello.

Algunas de las posiciones que puedes utilizar son las siguientes, solo recuerda que todo debes ser con el consentimiento de tu pareja, así que presta atención a las siguientes propuestas.

Posiciones er√≥ticas practicando bondage, cada vez son m√°s los que sienten curiosidad por introducirse en el mundo del BDSM¬†‚ÄstBondage, disciplina, dominaci√≥n, sumisi√≥n, sadismo y masoquismo, y es que, para muchos, el hecho de encontrarse en una situaci√≥n de dominaci√≥n o sumisi√≥n es una fantas√≠a er√≥tica, digamos¬† que una de las m√°s populares.

Aunque, en realidad es una práctica que muchas personas ya realizan sin darse cuenta, cuando la pareja les ata a la cama de manera juguetona, o no se dejan tocar mientras realizan sexo oral.

Para practicarlo siempre hay que tener en cuenta distintos factores, que ya hemos repetido pero que es necesario a primera es el consenso entre las dos partes, ya que es imprescindible el consentimiento mutuo y el respeto, por lo tanto, antes de empezar, hay que establecer unas reglas y unos límites. Al ser una práctica que experimenta entre dolor y placer también es recomendable establecer una palabra de seguridad que nos permita detener la práctica al pronunciarla.

El BDSM se basa en la dominación y la sumisión, por lo tanto uno de los miembros de la pareja es el dominante, que da órdenes; y otro, el sumiso, que las acata religiosamente. Dentro de esta base fundamental, cabe destacar las técnicas más extendidas:

El bondage: Se trata de un arte que consiste en atar a tu pareja utilizando cuerdas, cadenas y otros materiales, va desde simplemente atar sus mu√Īecas, hasta complicados nudos que la inmovilizan por completo.

Spanking: Esta práctica juega con los límites del dolor del miembro de la relación que los reciba, se pueden dar con la mano, con una paleta, con una fusta o con un látigo, para principiantes es ideal esta fusta de pluma negra, perfecta para los juegos preliminares y el spanking, con el pompón podrás hacer agradables cosquillas a tu pareja, mientras que, con la fusta, podrás darte deliciosos azotes.

Se trata de posturas con amarres y vendas, son buenísimas para echarle más gasolina a la chispa del amor y que prácticamente vivan en una hoguera, pero recuerda protegerte con un anticonceptivo de largo plazo si no estás buscando un embarazo, de esta manera ambos podrás disfrutar sin la necesidad de preocuparse por ello.

Placer para ambos es lo que promocionan los defensores del bondage. El placer de entregarse sin reservas para uno y el placer de hacer realidad sus fantasías sexuales para el otro, además de un sexo sin restricciones y sin inhibiciones para ambos.

Como se puede imaginar, inmovilizar a una persona conlleva sus riesgos, por eso es necesario informarse de todas las precauciones que deben tenerse a la hora de practicar bondage. Porque no nos interesan los prejuicios moralistas, pero sí nos preocupa la seguridad y la integridad a nivel físico y emocional.

Call Now Button
WhatsApp M√°ndanos WhatsApp