Aprende a compartir a tu pareja

spa para caballeros

Es importante que si quieres aprender a disfrutar en pareja y a veces correr riesgos es aprenderla a compartir, pero antes de que te asuste debes leer esto, si quieres que tu pareja aprenda a saber que es lo que más le gusta te recomendamos un spa para caballeros o probar ser swingers, quizá esto sea lo que ambos necesitan.

Los swingers fueron de los primeros tipos de parejas que históricamente empezaron a incorporar la poligamia en sus relaciones. Se trata de relaciones de pareja en la que dos personas comparten exclusivamente el vínculo afectivo y se permiten incorporar nuevas personas en el plano sexual, siempre y cuando sea consensuado.En principio podrías pensar que se trata de poligamia, pero la diferencia radica en que las relaciones sexuales con otra persona fuera de la pareja se dan en un lugar estipulado, en el que se encuentran todos los involucrados.
Los intercambios de pareja pueden llevarse a cabo en clubs creados para ello, en eventos privados, de forma pactada entre particulares, o incluso, a través de aplicaciones destinadas a ello. Además, es importante mencionar que existen distintos niveles en el swinger, como el soft swinger o soft swap, que incluye voyeurismo, caricias, masturbación y sexo oral.

Por supuesto, esta práctica tiene sus reglas:

1. Ambos miembros de la pareja deben de estar interesados en esta práctica.
2. Es obligatorio el uso de métodos de protección para evitar enfermedades sexuales y embarazos no deseados.
3. Para no dañar la pareja, es necesario estar conscientes de que se trata de un encuentro meramente sexual, por lo que la implicación emocional no cabe en esta práctica.
4. No se debe convertir en  la única forma de mantenimiento de la pareja, es decir, mantener relaciones sexuales con la pareja en otros contextos y sin intercambios.

Todo parece bastante lógico, honesto e incluso utópico, pero lo cierto es que, antes de proponerle a tu pareja ser swinger, deberás tener en cuenta varios aspectos: decirle, si no es junto a él, no lo harás; aceptar cuán celoso o posesiva es nuestra pareja y, especialmente, si esta tiene la misma motivación que tú. Ten presente que si esta nueva etapa de swinger comienza y uno de los dos no está del todo convencido, las consecuencias pueden ser fatales y hundir del modo más dramático la relación, pues el dicho «ojos que no ven… » aquí brillará por su ausencia.

 

About The Author

masajes
Call Now Button
WhatsApp Mándanos WhatsApp